Signos y síntomas del estrés en nuestro organismo

Signos y síntomas del estrés

El estrés es un fenómeno complejo en el que se ven afectadas varias partes de nuestro organismo y que se manifiesta a través de síntomas y signos muy variados.

En este artículo, repasamos cómo se manifiesta el estrés en nuestro organismo, la diferencia entre signo y síntoma y cuáles son los signos y síntomas que caracterizan el estrés.

Cómo se manifiesta el estrés en nuestro organismo

El estrés provoca respuestas fisiológicas en 3 ejes de nuestro cuerpo:

  • Sistema endocrino: nuestras glándulas endocrinas (pituitaria, tiroides, paratiroides, timo y glándulas adrenales) segregan hormonas, que son mensajeros químicos que viajan a través de la sangre hacia otras zonas de nuestro cuerpo.
  • Sistema inmunológico: nuestro cuerpo se defiende y reacciona de manera organizada ante las infecciones, atacando y destruyendo a los invasores (bacterias y virus). El estrés puede generarnos dolor, inflamación y autoinmunidad.
  • Sistema psiconeurológico: el estrés puede provocarnos problemas cognitivos, conductuales y emocionales.

De esta manera, el estrés acaba ocasionando efectos fisiológicos y enfermedades en diferentes partes de nuestro cuerpo:

  • Cerebro y cabeza: jaqueca, tensión mandibular, crisis de pánico, fatiga crónica, pérdida de líbido, desvanecimientos, insomnio, etc.
  • Músculos: temblores, molestias, dolores, fatiga, etc.
  • Corazón y vasos sanguíneos: palpitaciones, presión arterial elevada, alteraciones cardíacas, etc.
  • Aparato digestivo: indigestiones, úlceras, etc.
  • Aparato respiratorio: asma, alergias, etc.
  • Órganos reproductores: anorgasmia, eyaculación precoz, dificultades de erección, alteraciones menstruales, etc.
  • Cabello y piel: caída de cabello, alopecia, sudoración excesiva, herpes, eczema, etc.

Dado que no es sencillo medir de forma directa las hormonas que segrega nuestro cuerpo, debemos medir nuestro nivel de estrés a través de signos y síntomas.

La hipótesis 0 sobre el estrés

La hipótesis 0 trata de explicar la relación entre los episodios de estrés, nuestras hormonas y la aparición de enfermedades.

Cuando reaccionamos ante un episodio estresante nuestro organismo produce una descarga hormonal. Una vez se resuelve la situación estresante nuestro cuerpo deja de segregar esas hormonas.

No obstante, nuestro nivel hormonal nunca vuelve a estar en nivel 0 como antes.

Nuestro organismo necesitará prepararse mejor (segregar más adrenalina) para luchar contra el nuevo estímulo estresante. Cuando nuestro cuerpo no lo consigue es cuando aparecen signos y síntomas de estrés.

Diferencia entre signos y síntomas del estrés

Entre todos los indicadores del estrés, debemos diferenciar entre signos y síntomas.

Diferencias entre signos y síntomas del estrés.

Signos del estrés

Los signos son objetivos, porque se pueden medir a través de aparatos y también pueden ser estimados por terceras personas. Esto es debido a las consecuencias biológicas, fisiológicas y comportamentales que genera el estrés.

Por ejemplo, podemos medir la tensión arterial con un tensiómetro. También podemos medir alteraciones digestivas o cardiovasculares mediante análisis en laboratorio.

Asimismo, podemos hacer estimaciones del comportamiento (irritabilidad, insomnio, hábitos, etc.) gracias a terceras personas que actúan como observadores o examinadores.

Síntomas del estrés

Los síntomas son subjetivos, ya que hacen referencia a las consecuencias negativas que la persona con estrés observa o siente en su propio cuerpo. No se pueden medir de forma objetiva porque muchas veces no se manifiestan de manera externa.

Por ejemplo: no podemos medir desde fuera la sensación de frustración, tendrá que estimarla la propia persona que la sufre.

A continuación vamos a ver los signos y síntomas de estrés analizados por Dolan & Arsenault.

Por una parte, dentro del conjunto de síntomas encontramos tanto de tipo psicológico como emocional. Por otra parte, en la lista de signos podemos diferenciar los físicos y los conductuales.

Síntomas psicológicos y emocionales del estrés

Síntomas psicológicos

En este grupo están todos aquellos síntomas relacionados con las funciones superiores de nuestro cerebro. Algunos de los síntomas psicológicos de estrés son los siguientes:

Dificultades de concentración
Ideas confusas
Dificultades en la toma de decisiones
Falta de confianza en uno mismo
Olvidos
Frustración
Pérdida de control
Dificultad para razonar
Fatiga mental
Baja líbido
Pérdida del sentido del humor
Conflictos con otras personas

Síntomas emocionales

Estos son los síntomas del estrés que observamos con mayor frecuencia relativas al ámbito de las emociones:

Ansiedad o inquietud
Ataques de pánico
Irritabilidad
Sensación de crisis
Sentimiento de culpa
Hostilidad
Hipersensibilidad a las críticas
Aislamiento social
Miedo al rechazo
Miedo al fracaso
Miedo al éxito
Pesadillas o insomnio
Catastrofismo
Sensación de inutilidad
DesesperaciónSoledad

Signos físicos y conductuales del estrés

Signos físicos

Aquí encontramos una larga lista de aquellos signos del estrés que se manifiestan en nuestro cuerpo a nivel físico:

Sudoración en las manos
Temblor de manos
Sensación de nudo en el estómago
Sensación de mariposas en el estómago
Hiperventilación
Respiración errática
Palpitaciones
TaquicardiaMareo
Desmayo
Zumbido en los oídos
Dificultad para tragar
Asfixia  
Irritación de garganta
Agrandamiento de las glándulas del cuello
Cambios en timbre de voz
Voz acelerada
Debilidad en rodillas
Debilidad en piernas
Calambres
Fatiga física
Agotamiento
Insomnio
Dolor de cabeza
Boca seca
Tensión muscular  
Tensión en cuello u hombros
Rechinar de dientes
Dificultades sexuales
Rigidez en cuello o barbilla
Estreñimiento
Diarrea
Náuseas
Dolor abdominal
Pérdida de apetito
Hambre excesiva
Hipotensión o hipertensión
Aumento de las ganas de orinar

Signos del comportamiento

Estos son algunos signos de estrés que pueden llegar a reflejarse en nuestros comportamientos:

Exceso de tabaco
Exceso de alcohol
Exceso en consumo de dulces
Consumo de sustancias
Pérdida marcada de peso
Aumento marcado de peso
Consumo compulsivo de alimentos o sustancias
Uso de laxantesAdicción al trabajo
Absentismo laboral
Evitación o abandono de situaciones sociales
Obsesiones y/o compulsiones

Es importante medir estos signos y síntomas del estrés para conocer cuál es la gravedad o intensidad que está sufriendo nuestro organismo y poder tomar las medidas necesarias de prevención y tratamiento.

Aprende más sobre el estrés

¿Te interesa profundizar en la temática del estrés? Te presentamos una herramienta práctica para que descubras cuáles son tus fuentes de estrés y qué elementos te ayudarán a disminuirlo: El Mapa del Estrés.

Si quieres que te ayudemos con la creación de tu propio mapa de ruta al estrés y tu plan de acción guiado por nosotros, apúntate al Workshop El Mapa del Estrés.

Y si te dedicas a ayudar a otras personas, puedes especializarte en el uso profesional de la herramienta con la Especialización en El Mapa del Estrés.

Deja una respuesta