La diferencia entre Valores Enunciados y Valores Vividos

¿Quieres saber por qué las personas decimos una cosa y hacemos otra? A continuación, te explicamos la diferencia entre valores enunciados y vividos.

Entender estos conceptos es clave para vivir en congruencia. Y es que el estrés es el resultado de vivir en incongruencia con tu sistema de valores. Lo que te importa.

Como demuestran las investigaciones de Simon Dolan, el estrés deriva en enfermedades de menor o mayor gravedad, llegando incluso a la muerte.

Qué son los Valores Enunciados

Los valores enunciados son los que decimos que tenemos. Cuando preguntas los valores, normalmente decimos los heredados o los que hemos escuchado.

A la hora de la verdad, cuando completan el proceso con la herramienta de El Valor de los Valores, toman conciencia de cuáles son sus valores verdaderos.

Qué son los Valores Vividos

Los Valores Vividos son aquellos Valores que los demás perciben en nosotros. Para que alguien perciba un Valor en mí, tiene que haber una acción por mi parte.

Sin embargo, un Valor Enunciado no requiere acción alguna, ya que es el Valor que digo que tengo. Algo que ocurre con los niños, es que nunca hacen lo que tú les dices que hagan, sino que hacen lo que ven en ti.

Este es el mejor paralelismo que se nos ocurre para diferenciar Valores Enunciados y Valores Vividos: no decir lo que haces, sino que tus palabras y tus actos tengan una congruencia.

Un último ejercicio

A menudo, tenemos una sensación incómoda en nuestro interior. Esto se debe a la Incongruencia entre nuestros Valores Enunciados y nuestros Valores Vividos.

Te planteamos el siguiente ejercicio: enumera cuáles son tus Valores Enunciados, y después pregunta a cinco preguntas de tu entorno qué Valores perciben en ti.

¡Así verás rápidamente la diferencia entre tus Valores Enunciados y tus Valores Vividos!  

¿Qué te ha parecido?

¿Te ha resultado útil e interesante este artículo? ¡Esperamos que sí, y que nos dejes tu feedback escrito en la sección de Comentarios! ¡Un fuerte abrazo y hasta pronto!

Deja una respuesta